Psicología y Educación Integral A.C. 
Revista Internacional PEI: Por la Psicología y Educación Integral
IBSN: 2010-07-01-00                                                 MCN :: W2BFP-QW4FS-MQQ38
Licencia Creative Commons
MyFreeCopyright.com Registered & Protected
INICIO REVISTA ESTADO DE ARTÍCULOS NÚMEROS AUTORES COMITÉS LINKS CONTACTO
 
Volumen I. Número II. Enero-Febrero 2012
 
DESCARGA EL MANUAL DE AUTORES
CONVOCATORIAS
 
INDEXACIONES
 
Licencia Creative Commons
MyFreeCopyright.com Registered & Protected
IBSN: Internet Blog Serial Number 2010-07-01-00

RELACION  DEL  CUIDADO  Y  LA PROTECCION EN EL   APEGO  DE  LA  PAREJA

 

MARTHA PATRICIA BONILLAMUÑOZ

JOSE ANTONIO VIRSEDA HERAS

PATRICIA  BALCAZAR NAVA

MARGARITA GURROLA PEÑA

UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL ESTADO DE MEXICO

 

RESUMEN

Los antecedentes teóricos con respecto  a la transmisión generacional del apego han asociado fuertemente los patrones de  apego de las parejas con los infantiles, la personalidad adulta se visualiza como la interacción del individuo con figuras claves y significativas  en los primeros años, de tal manera que quien considera que tuvo padres afectuosos que  le brindaron apoyo, protección, etc suelen tener expectativas actuales firmes con un acceso a figuras dignas de confianza, seguras y  autónomas (Bowly, 1985, 1998). Los estudios de Yela (2000) constataron  diferencias en la idealización de la pareja en  función de los estilos de apego la transformación de una pareja romántica en una figura de apego es un proceso progresivo que está en relación en la medida en que la pareja funciona, por ejemplo, como un objetivo para la búsqueda de  proximidad o quizá para alcanzar un refugio seguro, desahogo, sostén y consuelo en tiempos de necesidad, así como  una base de seguridad, que impulsa al individuo a buscar sus objetivos en un contexto relacional también seguro (Hazan & Zeifman, 1994). Con base en lo anterior se realizo esta investigación cuyo objetivo fue evaluar la relación del apego infantil y el cuidado y la protección en el apego de la pareja actual. En esta investigación participaron 300 habitantes de la ciudad de Toluca, Estado de México. Mediante el Parental Bonding Instrument (PBI)  que evaluó constructos afectuosos como el cuidado y la sobreprotección y el test de tipos de apego un de  Melis, Davila y Ormeño (2001) que identifican cuatro tipos de apego. Los resultados muestran que las personas con un apego seguro en su infancia manifestaron mayores conductas de empatía y cercanía con la pareja actual, no relacionándose positivamente con conductas de control excesivo e intrusión en sus relaciones actuales. Se discuten los hallazgos encontrados.

 

 

PALABRAS CLAVE

Apego, relación de pareja, transmisión generacional, proximidad y cuidado

 

RELATIONSHIP  BETWEEN CARE AND PROTECTION IN THE COUPLE´S ATTACHMENT

ABSTRACT

The theoretical background   in reference to the generational transmission of attachment have strongly linked the couple´s attachment patterns  with the patterns in childhood.  Adult personality is viewed as the interaction of the individual with significant,  key persons in the early years, so that those who consider that his parents were loving, supportive and protective, etc.   seem to have  strong expectations towards  trustworthy, self-assertive and independent  individuals  (Bowlby, 1973, 1980, 1995).  Yela´s research (2000) found differences in the idealization of the partner regarding the attachment patterns.  The transformation of a romantic couple in an attachment person is a gradual process in as much as the couple functions as a target in the search of proximity or maybe to reach a safe  harbor, relief, support and comfort in hard times, as well as a security base, which impels the individual to search for his targets in an also  secure relationship context  (Hazan y Zeifman, 1994).  The research was conducted based on the above mentioned premises.  The objective was to evaluate the relationship between the childhood attachment with the care and protection of the present couple´s attachment.  Three hundred inhabitants of the city of Toluca, State of Mexico,   participated in this research. The Parental Bonding Instrument (PBI) was used to evaluate loving constructs such as the care and overprotection.  Another instrument was used to evaluate the attachment patterns structured by Menlis, Davila,y Ormeño (2001), identifying four of those patterns. The results show that the persons with  secure attachment in childhood express greater empathy and closeness behaviors with the present partner, and they do not associate themselves positively with excessive control and intrusion behaviors in their present relationships. The findings are discussed in this paper.

KEY WORDS

Attachment, couple’s relationship, generational transmission, proximity and care.

Relação do cuidado e da proteção no apego do casal.

Resumo

Os antecedentes teóricos com respeito à transmissão geracional do apego esta associado fortemente aos patronos de apego dos casais com os infantis.

A personalidade adulta se visualiza como a interação do individuo com figuras chaves e significativas nos primeiros anos, de tal maneira que quem se considera que teve pais afetuosos, que lhes deram apoio, proteção, etc. Geralmente tem expectativas atuais e firmes com figuras dignas de confiança, seguras e autónomas (Bowlby, 1973, 1980, 1995). Os estudos de Yela (2000) constataram diferenças na idealização do casal em função dos estilos de apego. A transformação de um casal romântico em uma figura de apego é um processo progressivo que está em relação com a medida em que o casal funciona, por exemplo, como um objetivo para a busca de proximidade, ou ainda para alcançar um refugio seguro, desabafar, ter um suporte e consolo em tempos de necessidade, assim como uma base de segurança, que impulsa o individuo a buscar seus objetivos em um contexto relacional também seguro (Hazan y Zeifman,1994). Com base no anterior se realizou a investigação cujo objetivo foi avaliar a relação do apego infantil e o cuidado e a proteção no apego do casal atual. Nesta investigação participaram 300 habitantes da cidade de Toluca, Estado de México. Mediante o Parental Bonding Instrument (PBI) que avaliou “constructos” afetuosos como o cuidado e a superproteção e um instrumento que avaliou os tipos de apego estructurado por Menlis, Davila, y Ormeño (2001) que identificam quatro tipos de apego. Os resultados mostram que as pessoas com um apego seguro em sua infancia manifestarom maiores condutas de empatia e aproximacoa com seu parceiro atual, no relacionando se positivamente com condutas de controle excessivo e intrusoe em suas relacoes atuais. Se discutem os resultados encontrados.

Palavras Chaves:

Apego, relação do casal, transmissão geracional, proximidade e cuidado. 

 

La concepción del apego ha tenido un progreso importante desde su evolución de la teoría de las relaciones objétales. El primero en desarrollar este supuesto desde la psicología del desarrollo, fue  Bowlby (1998), cuyo objetivo fue describir y explicar, por qué los niños se convierten en personas emocionalmente apegadas a sus primeros cuidadores de la misma manera que el conocer los efectos emocionales que resultan de la separación, además, intenta combinar los conceptos provenientes de la etología, el psicoanálisis y la teoría de sistemas para explicar el lazo emocional del hijo con la madre (Yarrow, 1972; citado por Aizpuru, 1994). De esta forma, Bowlby (1998) define al apego como la conducta que reduce la distancia de las personas u objetos que suministran protección.

Al respecto, Yárnoz, Arbiol, Plazaola y Saiz (2001) suponía que cuando el sistema de apego es mayormente activado durante la infancia, continúa funcionando a través de la vida. Maunder & Hunter, 2001,  citado en Besoain y Santelices (2009) señalan que en cualquier relación en la que la proximidad al otro afecta la sensación de seguridad, se presenta una relación de apego y el ejemplo primario de apego en el adulto se observa  en las parejas sexualmente  comprometidas

Bowlby, citado en  Besoain y Santelices (2009) afirma que en el apego infantil se acentúan  ciertas nociones teóricas clave respecto a los vínculos tempranos entre el bebé y sus cuidadores, donde  nace con una predisposición a vincularse a ellos a su vez, éste organizará su comportamiento y pensamiento en función de la creación de sus relaciones de apego y que tenderá a mantener a través del tiempo .

Los primeros estudios que hacen referencia del importancia del apego en  la identificación con los padres tienen su origen en la teoría psicoanalítica de Freud, y más concretamente en la teoría sobre la resolución del complejo de Edipo”. Para el psicoanálisis, la identificación es uno de los procesos esenciales en la conformación de la personalidad (estructura psíquica) y el proceso central por el cual el sujeto se compone  apropiándose en momentos clave de su crecimiento, atributos o rasgos de los seres humanos que se encuentran dentro de su entorno (Roudinesco y Plon, 1997, citado en Yárnoz et al.  (2001).

 

Por otro lado, desde el  aprendizaje social, la identificación con los padres es un proceso de aprendizaje vicario, que ocurre a través de un extenso curso de tiempo, y que supone una igualdad en las conductas entre el niño y uno o en algunos casos ambos padres. Así, se encuentran investigaciones que estudian el impacto de la tipificación y su importancia a la hora de elegir pareja  sobre su relación con la autoestima y con otros rasgos de personalidad  tomando en cuenta la importancia de la identidad de género también (Yárnoz et al., 2001).

 

A lo largo de la infancia, existe una distribución piramidal de las figuras significativas,  la cúspide está representada habitualmente por la madre, en algunas ocasiones  los niños se apegan también al padre, a los hermanos, o a otras figuras, tales como abuelos u otros cuidadores. A medida que el niño va creciendo van tomando jerarquía figuras externas al grupo familiar, tales como amigos, pareja, llegando a una estabilidad en la edad madura donde se cierra el círculo y son los propios hijos los que pasan a ser figuras de apego para el sujeto.

Por lo que desde ésta perspectiva cuando se ha desarrollado un apego seguro, al niño le será posible explorar, sobre una base segura y confiable el mundo que lo rodea, alcanzando las diversas tareas de cada una de las etapas de desarrollo llevándolo  a su máximo potencial, si las condiciones de su entorno son favorables (Marvin y Britner, 1999, citado en Besoain y Santelices (2009)

Es así que en la infancia, mientras los padres son las figuras de apego, en la adultez, las parejas sentimentales se convierten en estas representaciones, la transformación de una pareja romántica en una figura de apego es un proceso progresivo que está en relación con la medida en que la pareja funciona por ejemplo, como un objetivo para la búsqueda de  proximidad, o quizá para alcanzar un “refugio seguro”, es decir, una fuente de resguardo, desahogo, sostén y consuelo en tiempos de necesidad, así como  una base de seguridad, que impulsa al individuo a buscar sus objetivos en un contexto relacional también seguro (Hazan y Zeifman, (1994).

Así en  las parejas románticas el apego difiere en por lo menos tres aspectos a) el apego romántico tiende a ser más bilateral, en el sentido de que las parejas buscan y proporcionan cuidado alternativamente uno al otro b) las relaciones de apego romántico son de naturaleza principalmente sexual y (c) las parejas son menos dependientes de la presencia física de las figuras de apego y cada vez más dependientes del modelo operativo interno de la figura de apego     (Hazan y Zeifman, 1994).

Los individuos con un apego romántico seguro con su pareja, se ven a sí mismos como amorosos y tienen la confianza de que sus parejas son afines. Los individuos inseguros tienen poca valoración de sí mismos, pero evalúan a sus parejas positivamente. Las personas  inseguras  se sienten de poco valor y esperan que sus parejas los rechacen, mientras que los individuos orgullosos tienen un sentido positivo de sí mismos, pero tienen una disposición negativa con respecto a sus parejas (Bartholomew y Horowitz, 2006). Gran parte de la investigación empírica ha justificado que el apego romántico seguro está asociado positivamente con diferentes aspectos de la relación de pareja, como la complacencia de la relación, la calidad de la comunicación y la confianza (Collins, Cooper, Albino y Allard, 2002; Feeney, 1999; Kirkpatrick y Davis, 1994; Mikulincer, 2006; Simpson, 1990 citados en Yárnoz et al.,  2001).

 

El periodo de la adolescencia el sistema de apego, según Allen y Land, 1999, citado en Pardo, Pineda, Carrillo y Castro  (2006) juega un papel integral en el progreso de las relaciones. Al estudiar el apego en esta etapa es preciso tener en cuenta el contexto del desarrollo de los adolescentes, ya que las exigencias tanto de la escuela como de los medios de información masiva giran en torno a sus expectativas. Un ejemplo de esto puede verse en la actitud de búsqueda de la independencia por parte del adolescente, al tratar de alejarse de las primeras figuras de apego, éste pasa de ser cuidado a convertirse en un cuidador en potencia. El apego es un constructo que no puede ser analizado  objetivamente, por esta razón se debe deducir a partir de los comportamientos que manifiesta el individuo (Solomon y George, 1999, citado en Pardo et al.  (2006). Hazan y Shaver (1987) han utilizado los principios de la teoría del apego para analizar las relaciones afectivas en la vida adulta, apoyando la hipótesis de que la vinculación temprana influye directamente en las experiencias afectivas posteriores. Los adultos seguros tienden a recordar una relación cariñosa con madres sensibles y preocupadas por ellos, los evitativos refieren con frecuencia una historia de frialdad, falta de capacidad empática y rechazo por parte de las figuras de apego es decir la representación de la madre es el predictor más importante en los estilos de apego del adulto principalmente entre los adultos varones  (Le Poire, Haynes Driscoll, Driver 1997, citado en Ortiz, M.; Gómez, J.; Apodaca, P. 2002).

Por lo planteado anteriormente, el objetivo del presente estudio fue evaluar la relación de apego infantil, el cuidado y la protección en el apego de la pareja actual.

 

MÉTODO

 

Participantes

 

El presente estudió se realizó con una muestra seleccionada de tipo no probabilístico e intencionada. Estuvo conformada por 300 participantes divididos por sexo (150 mujeres y  150 hombres) con edades entre los 17 y los 75 años con una media de edad de 35.87. Se definió así mismo un criterio de inclusión  tomando como premisa principal la convivencia marital con un mínimo de dos años. Todos los participantes fueron residentes de la Ciudad de Toluca.

 

Instrumentos

a.-Cuestionario de datos demográficos.- Se solicitaron datos generales como sexo, edad, escolaridad, número de hijos, tiempo de vivir con su pareja actual con el fin de conocer diferencias y semejanzas con respecto al cuidado, protección y tipos de apego.

b.- El Parental Bonding Instrument (PBI)  estandarizada por Melis et al. (2001) es un instrumento autoaplicable para personas de 16 años en adelante. Esta edad fue determinada por los autores como criterio para su aplicación, la cual no tiene límite de tiempo. Este test cuenta con 25 afirmaciones, las que componen dos escalas: cuidado (12 ítems) y sobreprotección (13 ítems); cada ítem se puntúa a través del método Likert  con recorrido de 1 (nunca) a 4 (siempre); de este modo, la escala de cuidado alcanza un máximo de 48 puntos y la de sobreprotección de 52. El índice de consistencia interna para la escala total del instrumento fue de 0.60.

 

El factor cuidado está definido con reactivos que son percibidos como constructos afectuosos, de empatía, de cercanía y de contención emocional.

 

El factor de sobreprotección contiene reactivos relacionados al control, intrusión, contacto excesivo, infantilizacion y prevención de la conducta autónoma.

 

c.- El instrumento de tipos de apego desarrollado por Melis et al. (2001)  basado en la teoría de apego de Bowlby  identifica cuatro tipos de apego: Seguro, Evitativo, Preocupado y Temeroso, evaluados a través de una escala tipo Lickert con cuatro tipos de respuesta: casi nuca, a veces, con frecuencia y casi siempre, consta de doce reactivos.

 

El tipo de apego seguro  es definido como aquellas personas que tienen una idea positiva tanto de sí mismas como de los demás, tienen buena disposición para acercarse e involucrarse afectivamente con otros. Se siente bien intimando con otros y sintiéndose autónomos.

 

El apego evitativo otorga importancia a la realización personal y la auto-confianza a costa de perder la intimidad con otros, desvalorizan al importancia de los vínculos afectivos.

 

Las personas con apego Preocupado  tienen una idea negativa de sí mismos y de los demás, buscan intimar con otros pero temen ser rechazados o desvalorizados. Se encuentran ligados y preocupados  por sus experiencias pasadas.

 

Finalmente las personas con apego Temeroso son  individuos temerosos que desean intimar con otros pero desconfían de los demás, evitan relacionarse sentimentalmente, son muy dependientes y constantemente  temen ser rechazados.

 

Procedimiento

 

Se realizó un estudio piloto con 10 sujetos con características similares a las de los participantes para asegurar la correcta comprensión de los reactivos y de ser el caso su posterior corrección. Los datos obtenidos se analizaron mediante pruebas T y de correlación de Pearson.

 

 

Resultados

 

A continuación se presentan los estadísticos descriptivos de las variables que se consideraron en el presente estudio.

 

Tabla 1. Descriptivo de las variables sociodemográficas

 

Variables sociodemográficas

Rangos

Porcentaje

Sexo

Masculino

Femenino

49.7%

50.3%

Edad

17-29 años

30-40 años

41-76 años

 33.7%

33%

33.3%

Escolaridad

Primaria

Secundaria

Media superior

Profesional

18.7%

30.7%

27.7%

23.7%

Núm. de hijos

0 hijos

1 hijos

2 hijos

3 hijos

4 hijos

9%

23%

                  32%

22%

13.3%

Núm. de años de relación

2-3 años

4-8 años

9-13 años

14-22 años

23-48 años

21%

19%

20.7%

19.7%

19.7%

 

 

Tabla 2. Estadística descriptiva de Parental Bonding Instrument (PBI) del Factor cuidado y factor de sobreprotección con  Tipos de apego Seguro, Evitativo, Preocupado y Temeroso por Hombres y Mujeres.

 

 

Tipos de apego

N- F

N-M

Media F

Media M

Desv.estándar F

Desv. Est. M

Seguro

151

149

1.6556

1.6443

.5733

.5584

Evitativo

151

149

1.8344

1.9128

.7432

.7305

Preocupado

150

149

2.3333

2.2315

.6203

.6274

temeroso

151

149

1.9437

1.9396

1.9437

.8198

Factor 1 (Cuidado)

151

149

2.7208

2.7612

.5260

.5260

Factor 2 (Sobreprotección)

151

149

2.3449

2.3743

.5543

.5027

 

Aunque no se encontraron diferencias significativas al comparar hombres y mujeres en los diferentes tipos de apego y el percepción de apego parental, se percibe una tendencia a denotar un apego de tipo evitativo por parte de los hombres, con demostraciones de menos  preocupación a diferencia del grupo de mujeres que al parecer tiene un apego más temeroso y tienen una percepción de menor cuidado y sobreprotección.

 

 

 

 

Tabla 3. Correlaciones producto momento de Pearson para las relaciones entre los factores del Vínculo parental y los Tipos de apego.

 

 

 

cuidado

sobreprotección

Apego  Seguro

Apego  Evitativo

Apego     Preocupado

Apego Temeroso

Cuidado

    1

 

.173**

.003

300

 

 

 

Sobreprotección

 

          1

 

 

 

 

Apego 1

.173**

.003

300

 

    1l

-.391**

.000

300

-.207**

.000

300

-.301**

000

300

Apego 2

 

 

-.391**

.000

300

    1

 

.145*

.012

300

Apego 3

 

 

-.207**

.000

299

 

       1

 

Apego 4

 

 

-.301**

.000

300

.145*

.012

300

 

     1

 

Finalmente, al comparar los tipos de apego medidos por la escala Parental Bonding Instrument (PBI)  se definen  dos tipos de percepción y cuatro tipos de apego, en donde se encuentra que las personas con un apego seguro tiene un mayor puntaje en cuidado que los demás tipos de apego evitativo , preocupado y temeroso.

 

Las personas con un tipo de apego evitativo reportaron un mayor puntaje de desconfianza y de  devaluación de los vínculos afectivos  a diferencia de  los preocupados y temerosos.

 

La correlación entre el apego temeroso resulta significativamente negativa con el apego seguro, es decir a mayor seguridad menor sentimiento de dependencia y de rechazo.

 

 

Discusión

 

Sears 1989, citado por Aizpuru, (1994), menciona que el apego hacia quien fungen como cuidador primario es sólo uno de  los tres apegos verdaderos que ocurren en la vida. El segundo se da en la adolescencia tardía con la búsqueda del segundo objeto; la pareja,  así mismo en  Hazan y Shaver (1987), propusieron  la "Teoría del apego sobre relaciones amorosas" en la que, establecen un paralelismo entre el tipo de relación amorosa adulta y el tipo de apego a la madre en la infancia. Ese vínculo niño-madre tenderá a reproducirse en la relación amorosa adulta.

 

Los hallazgos en esta investigación indican que la percepción que tienen los entrevistados en su relación de pareja actual guardan una estrecha relación con la percepción de apego que tuvieron de sus relaciones primarias, es decir, de sus figuras significativas como fueron padre y madre lo cual parece indicar que con una percepción de un apego seguro los sujetos guardan modelos  mentales positivos de sí mismo, son sujetos que su preocupación no es el ser abandonado, lo cual le ha sido formado por un modelo positivo tanto de sí mismo como de sus relaciones, esto corrobora la teoría de Bowly (1998) que establece que el apego seguro generado durante los primeros años hace ver en el adulto a una persona valiosa digna de afecto con un adecuado nivel de compromiso en las etapas posteriores de su vida.

 

Al parecer los sujetos describen que su vínculo parental fue cálido y cariñoso, en el cual existía una comunicación significativa de entendimiento y comprensión, que en la actualidad permite el logro de un  compromiso con las parejas, en una relación de independencia y de seguridad.

 

Los resultados también muestran que los diversos tipos de apego considerados como no seguros, es decir, el evitativo, el preocupado, el ansioso o ambivalente, se relacionan negativa y significativamente al tipo de apego seguro, es decir que las personas que tienden a desarrollar modelos de sí mismos como poco inteligentes, desconfiados, reacios al compromiso de las relaciones íntimas, no autosuficientes, no sólo desconfían de sus potencialidades  personales, sino también del afecto que proporciona la persona con la que se puede ejercer un vínculo, lo cual indiscutiblemente trae consigo una inadecuada e insatisfactoria relación de pareja.

 

Ortiz et al. (2002) señala que un predictor importante de la seguridad del apego en la vida adulta, es la historia afectiva familiar. Esto se refiere al recuerdo que tienen los adultos seguros respecto a la relación cariñosa con madres sensibles y preocupadas por ellos, en cambio las personas con un apego predominantemente evitativo con frecuencia refieren una historia fría, falta de capacidad de respuesta y rechazo de parte de las figuras de apego  finalmente las personas con un  apego ambivalente, manifestaron contar con  recuerdos afectivos negativos entre los padres y con figuras poco comprensivas. 

 

Boon y Griffin, 1996, citados en Mikulincer y Shaver  (2007) han encontrado que los individuos ansiosos tienen menos confianza que los individuos con apego seguro para establecer una relación exitosa y son propensos para potencializar las perdidas en las relaciones románticas  ya que la ansiedad aumenta la accesibilidad a creencias negativas sobre la relación romántica en la pareja. En un estudio longitudinal Kleelan y  Dion y Dion  (1994) citado en Hazan y Shaver (1987) encontraron que personas con inseguridad en sus relaciones de noviazgo decrecen en forma significativa su compromiso a lo largo de su matrimonio las personas ansiosas son más propensas que las evitativas a  comprometerse en una relación. Un perfil que llama la atención, son los hallazgos de Bartolomé y Horowitz  en el 2006 quienes afirman que los individuos evitativos tienden a manifestar expresiones de indiferencia, falta de respeto y desprecio usando la violencia como medio de distanciamiento con su pareja.

 

Lo anterior favorece la presencia o el aporte de una perspectiva psicoanalítica acerca de la elección de la pareja, la cual entre otras cosas señala que la elección de la misma va en el tenor de la búsqueda de figuras de identificación formadas en la infancia, donde dichas expectativas se refieren a la cercanía, habilidades para confiar en otros, el compromiso y finalmente a la creación de un vínculo socioemocional complejo y a la satisfacción global de las relaciones románticas (Yarnóz et al.  2001). Para concluir se ha destacado una importante asociación entre   las personas que tuvieron un apego seguro en su infancia y su conducta de cuidado, cercanía y empatía con su pareja actual donde  hoy por hoy han transferido su refugio seguro y las funciones de certeza y confianza a sus parejas románticas (Boon y Griffin, 1996, citados en Mikulincer y Shaver (2006).

 

 

REFERENCIAS

Ainsworth, M.D.S., Velar, M., Waters, E. y Wall, S. (1978). Patterns of               attachment: A psychological study of the Strange Situation. Nueva Jersey: Erlbaum

Aizpuru, A. (1994). La teoría del apego y su relación con el niño maltratado. Psicología Iberoamericana, 2, 1, 37-44

Bartholomew, K y Horowitz L (2006) Attachment Styles among adults: Journal of Personality and Social Psychology 61, 226-244.

Bartholomew, K. & Allison, L. (2001) Assessment of individual differences in adult attachment. Psychological Inquiry  5,  23-27.

Besoain, C. y Santelices, M. (2009)Transmisión Intergeneracional del Apego y Función Reflexiva Materna: Una Revisión Terapia psicológica. Redalyc. (en línea). 2009. (Fecha de acceso 2 de noviembre de 2010); no.1 URL disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=78511885011

Bowlby, J. (1980). La pérdida afectiva. Buenos aires: Paidós.

Bowlby, J. (1998). El apego y la pérdida 2: La separación. Barcelona: Paidós

Bowlby, J. (1985). El vinculo afectivo. Barcelona:  Paidós.

 Hazan, C. y Shaver, P. R. (1987) Romantic love conceptualized as an attachment process. Journal of Personality and Social Psychology. 52, 511-524.

Hazan, C. y Zeifman, D. (1994) Sex and the psychological tether. Attachment processes in adulthood. Londres 5: 151-180.

Melis, R., Davila, M. y Ormeño, V. (2001) Estadarizacion del P.B.I. versión adaptada a la población entre 16 y 64 años del Gran Santiago. Revista chilena de Neuro-Psiquiatria, 39, 2, 132-139

Mikulincer, M. (2006) Attachement, caregiving and the sex within romantic relationships. New York: Guilford Press.

Mikulincer, M. y Shaver, P. (2007) Attachment in adulthood Structure,  Dynamics, and Change. United States of America: The Gilford press.

Ortiz, M., Gomez, J. y Apodaca, P.  (2002) Apego y Satisfacción Afectivo-Sexual en la Pareja Psicothema (en línea). 2002.  no. 002. URL disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=72714244

Pardo, M., Pineda, S., Carrillo, S. y Castro, J. ( 2006) Análisis Psicométrico del Inventario de Apego con Padres y Pares en una Muestra de Adolescentes Colombianos. Revista Interamericana de Psicología ( en línea). 2006. (fecha de acceso 2 de noviembre de 2010); no. 40 URL disponible en:  http://www.psicorip.org/Resumos/PerP/RIP/RIP036a0/RIP04032.pdf

Yárnoz, S., Arbiol, I., Plazaola, M. y Sainz de Murieta, L. (200l) Apego en adultos y percepción de los otros. Anales de Psicologia,2, 159-169. Redalyc (en línea). 2001. (fecha de acceso 2 de noviembre de 2010); no. 002 URL disponible  en: http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=16717202

Yela, C. (2000). El amor desde la psicología social. Madrid
Google Scholar

Bookmark and Share

 

 
 

Programas requeridos

 
free counters
  Revista Internacional PEI: Todos los Derechos Reservados 2010