Psicología y Educación Integral A.C. 
Revista Internacional PEI: Por la Psicología y Educación Integral
IBSN: 2010-07-01-00                                                     MCN :: W2BFP-QW4FS-MQQ38
Licencia Creative Commons
MyFreeCopyright.com Registered & Protected
INICIO REVISTA ESTADO DE ARTÍCULOS NÚMEROS AUTORES COMITÉS LINKS CONTACTO

 
Volumen VII. Número 14. Enero-Febrero 2018

 
DESCARGA EL MANUAL DE AUTORES
CONVOCATORIAS
 
INDEXACIONES
ebesco
 

Licencia Creative Commons
MyFreeCopyright.com Registered & Protected
IBSN: Internet Blog Serial Number 2010-07-01-00

LA ALFABETIZACIÓN DIGITAL COMO FACTOR DE INTEGRACIÓN DE LAS TIC EN EDUCACIÓN

Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Pachuca, México.

Carlos E. George Reyes & María Guadalupe Veytia Bucheli

Resumen

Hace años se consideraba como una persona alfabetizada a aquella con la capacidad de realizar una lectura con fluidez y una escritura con buena ortografía, hoy se requiere de la lectura y escritura de textos en formatos tecnológicos. El objetivo del artículo es ofrecer un panorama de la alfabetización y la alfabetización digital actualmente como punto de partida y factor clave para la incorporación de las TIC en la educación. La investigación es de tipo documental con enfoque descriptivo, haciendo uso del análisis del discurso. Entre los principales resultados se identifica el papel relevante de las TIC en los procesos de alfabetización, y su incorporación de manera formal en el currículum de los programas de estudio, en sus diversos niveles y modalidades.

Palabras clave: Alfabetización, Alfabetización digital, TIC, Educación, UNESCO.

Abstract

Years ago that was considered a literate person with the ability to perform fluently reading and writing with good spelling, today it requires reading and writing texts in technological formats. The aim of this article is to provide an overview of literacy and digital literacy today as a starting point and key to the incorporation of ICT in education factor. The research is documentary with descriptive approach, making use of discourse analysis. Among the main results the important role of ICT in literacy processes, and its incorporation formally in the curriculum of study programs at various levels and modalities is identified.

Keywords: Literacy, Digital Literacy, ICT, Education, UNESCO.

Resumo

Anos atrás, que era considerada uma pessoa alfabetizada com a capacidade de executar fluentemente ler e escrever com boa ortografia, hoje requer leitura e escrita de textos em formatos tecnológicos. O objetivo deste artigo é fornecer uma visão geral de alfabetização e letramento digital hoje como um ponto de partida e chave para a incorporação das TIC no fator educação. A pesquisa é documental com abordagem descritiva, fazendo uso da análise do discurso. Entre os principais resultados o importante papel das TIC nos processos de alfabetização e sua incorporação formal no currículo de programas de estudo em vários níveis e modalidades é identificado.

Palavras-chave: Alfabetização, Alfabetização Digital, TIC, Educação, UNESCO.

Introducción

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) constituyen un elemento clave en el desarrollo de la Sociedad de la Información y del Conocimiento, y su presencia se encuentra en todos los sectores, incluyendo el educativo, lo cual impacta en los procesos de enseñanza – aprendizaje que se llevan a cabo entre docentes y estudiantes, y al preguntarnos que implica integrar las TIC, seguramente nuestro primer pensamiento es la visión de un aula en donde se utilizan dispositivos electrónicos contactados a internet para transmitir contenidos educativos, aunque pueda ser válida la interpretación en algunos escenarios como el político, en donde una de las prioridades es incrementar la infraestructura tecnológica, es importante hacer énfasis en la integración como una perspectiva holística, en la cual, los docentes y alumnos puedan desarrollar un pensamiento crítico, autónomo y creativo a través de estrategias colaborativas, móviles y conectadas, en donde, por supuesto, las TIC estarán presentes.

Por lo tanto, la integración de las TIC no debe verse como un insumo, sino como un elemento de innovación disruptiva (Cabrol y Severín, 2010), entendiéndola como un aspecto que obliga al cambio de las prácticas educativas que trascienden la perspectiva de qué hacer y cómo hacer con las TIC en el aprendizaje, es importante mencionar que sin una integración intencionada y sistemática de las TIC, su funcionamiento será solamente instrumental y no atenderá a las demandas del aprendizaje en la sociedad del conocimiento.

Sin embargo antes de hablar de integrar las TIC en la educación, debemos analizar la importancia de la alfabetización y de la alfabetización digital ya que sin ellas, ningún intento de integración dará frutos, ya que como principio, la alfabetización corre paralela con muchos de los grandes cambios sociales como la religión, la escuela pública, el establecimiento de la democracia e incluso las revoluciones sociales (Wagner, 1998).

Con base en los argumentos anteriores, el objetivo del estudio fue ofrecer un panorama de la alfabetización y la alfabetización digital como un punto de partida y factor clave para la incorporación de las TIC en el ámbito educativo, en sus diferentes niveles y modalidades. Para alcanzar este objetivo el trabajo se estructuró en los siguientes apartados: en el primero se aborda la metodología desde los estudios del discurso que aborda Van Dijk (2009), y a partir de ella se desarrollan las siguientes temáticas: la alfabetización como punto de partida para integrar las TIC en educación, la alfabetización digital como factor determinante para integrar las TIC en educación, posteriormente se presentan los resultados y las conclusiones; el documento concluye con las referencias empleadas para su análisis.

Desarrollo

Para comenzar con esta investigación de tipo documental, lo primero que se definió fue la metodología a emplear, por lo que se optó por la metodología de análisis del discurso de las recomendaciones publicadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en relación con el tema de la alfabetización y la alfabetización digital; y su implicación en la definición de las políticas públicas de varios Estados, posteriormente se realizó el análisis usando la técnica del análisis retórico de las producciones del organismo internacional, lo que permitió generar resultados y establecer conclusiones que constituyen la base para posteriores investigaciones.

Metodología

Van Dijk (2009) indica que en los Estudios del Discurso no existen métodos ni técnicas concretas para realizar un análisis del discurso, ya que éstas “dependen de los objetivos de la investigación, la naturaleza de los datos estudiados y de los intereses del investigador” (p.21), no obstante, si comenta que existen formas para estudiar las estructuras del texto y la conversación. En esta investigación se efectuó un análisis retórico de tipo descriptivo que tiene como propósito identificar la retórica del discurso político, para de forma crítica, conocer si existe una reproducción discursiva en el diseño de políticas públicas relacionadas con los temas de la alfabetización y la alfabetización digital como punto de partida para lograr la integración de las TIC en la Educación.

En la perspectiva de Van Dijk (2009), esta reproducción discursiva corresponde esencialmente con el  poder social, es decir, “con el control que ejerce un grupo sobre otros grupos y sus miembros” (p.30) y que desde su enfoque reproduce ideologías y prácticas sociales, en este sentido, el análisis inició con la recopilación de publicaciones oficiales de la UNESCO y otras vinculantes que en su retórica plantearan esas ideologías, comenzando con  la Declaración de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU, 1948) como documento fundamental que garantiza el derecho a la educación y continuando con documentos que ponen énfasis en la importancia de la alfabetización.

Después de identificar las publicaciones de la UNESCO que  dan inicio al discurso de la alfabetización, se llevó a cabo el análisis de los documentos que dieron seguimiento a este discurso, y lo llevaron al escenario de la alfabetización digital, con el fin de identificar si estas orientaciones internacionales sirvieron como semilla para su reproducción en el diseño de las políticas públicas que significaran un abuso del poder social. Los resultados del análisis del discurso se ubicaron en uno o varios de los criterios de dominación que menciona Van Dijk (2009) respecto a las características del análisis del discurso crítico.

La alfabetización como punto de partida para integrar las TIC en la educación.

En la definición del concepto de alfabetización, podríamos suponer que existe cierto consenso respecto a cómo definir el alfabetismo teniendo como tendencia principal aquellos que consideran aspectos relacionados con la capacidad de leer y escribir, sin embargo, cada sociedad tiene una conceptualización distinta de acuerdo a sus necesidades y contextos diferenciados. Desde el enfoque de las organizaciones internacionales, el concepto de alfabetización está relacionado con la Declaración de los Derechos Humanos, que en el Artículo 26, apartado 1  y 2 menciona que:

“Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz” (ONU, 1948, p.14).

Partiendo del derecho a la educación, se redactó una de las primeras conceptualizaciones de la alfabetización en donde se considera que “está alfabetizada toda persona que puede leer y escribir, comprendiéndola, una breve y sencilla exposición de hechos relativos a su vida cotidiana” (UNESCO, 1959, p.97), que después se reformó, mencionando que una persona alfabetizada es aquella "capaz de leer con discernimiento y escribir una frase breve y sencilla sobre su vida cotidiana”  (UNESCO, 1964, p.16). Posteriormente se amplió la definición para mencionar cuales podrían ser las características de las personas con la habilidad de leer y escribir, diciendo que:

Se considera alfabetizada a la persona que posee los conocimientos teóricos y prácticos fundamentales que le permiten emprender aquellas actividades en que la alfabetización es necesaria para la actuación eficaz en su grupo y comunidad, y que posee un dominio suficiente de la lectura, escritura y aritmética como para seguir utilizando los conocimientos adquiridos al servicio de su propio desarrollo y del de la comunidad” (Burnet, 1965, p.17).

Sin embargo en la década de los sesenta y ante las crecientes necesidades de la sociedad modernizada y el desarrollo económico empieza a definirse el concepto de alfabetización funcional, en donde “El objetivo de la alfabetización funcional estaba determinado por la urgencia de movilizar, formar y educar la mano de obra aún subutilizada, para volverla más productiva, más útil a ella misma y a la sociedad” (Londoño, 1990, p. 25).

La definición de alfabetización ha cambiado con el tiempo, sin embargo el común denominador es la relación con las necesidades de las personas, de la sociedad y de la educación, que se ubican desde la idea plasmada en 1972 en la Conferencia de Tokio (UNESCO, 1972), en donde se menciona que la alfabetización enfatiza la relación entre las necesidades de la sociedad, la educación y su vínculo con las aspiraciones del individuo, en tanto que en la Declaración de Persepolis en el año de 1975 (UNESCO, 1975) se hace patente la necesidad de relacionar a la alfabetización con la participación del individuo en el cambio social en donde las habilidades de lectura y escritura se consideran como un medio para el desarrollo del individuo.

En este sentido, la UNESCO (1978) definió que:

“Es alfabeto funcional la persona que puede emprender aquellas actividades en que la alfabetización es necesaria para la actuación eficaz en su grupo y comunidad y que le permitan asimismo seguir valiéndose de la lectura, la escritura y la aritmética al servicio de su propio desarrollo y del desarrollo de la comunidad” (p.3)

A partir de estas interpretaciones de alfabetismo y alfabetismo funcional, y debido a la falta de un indicador directo, se utilizaron los años de escolaridad como medida de alfabetización funcional; en la época, se fijaron como mínimo tres años para dejar de ser “analfabeto funcional”, lo que aun rige el sistema de mediciones del analfabetismo en la actualidad (Infante y Letelier, 2013).

Este concepto no duraría debido al constante avance y la penetración de las Tecnologías de la Información y del Conocimiento (TIC), que a partir de la década de los ochenta llevaron a la transformación productiva y a la globalización por lo que la idea del acceso a la educación como factor para el desarrollo económico y la reducción de la pobreza tomó relevancia, siendo en la Conferencia de Jomtien en donde se suscribe la Declaración Mundial sobre Educación para Todos: Satisfacción de las necesidades básicas de aprendizaje (UNESCO, 1990), en donde se proclama que:

“Las necesidades educativas fundamentales abarcan tanto las herramientas esenciales para el aprendizaje –lectura, escritura, expresión oral, cálculo, solución de problemas– como los contenidos básicos del aprendizaje –conocimientos teóricos y prácticos, valores y actitudes–necesarios para que los seres humanos puedan sobrevivir, desarrollar plenamente sus capacidades, vivir y trabajar con dignidad, participar plenamente en el desarrollo, mejorar la calidad de su vida, tomar decisiones fundamentadas y continuar aprendiendo” (p.26).

A continuación, el concepto de educación se vinculó fuertemente en los cuatro pilares de la educación presentados por la UNESCO (1996), los cuales se relacionan con el desarrollo de la identidad personal (aprender a ser), para compartir las experiencias de la vida con otros (aprender a vivir juntos), mejorar y expandir las capacidades humanas en forma continua (aprender a conocer) y la capacidad de actuación en el mundo en sus diferentes ámbitos, y que tienen que ver con una visión de la educación para el siglo XXI.

Es evidente que el concepto de alfabetización se amplía y se le visualiza como un proceso que no tiene edad, que se desarrolla aun fuera del recinto escolar y que se da a lo largo de toda la vida, lo que acaba con el concepto de que la alfabetización es algo finito y termina con la instrucción básica, al contrario, es una puerta de entrada a mejores oportunidades de desarrollo personal y de aprendizaje. Por ello, en épocas más recientes, se considera que la alfabetización es un concepto amplio que:

“[…] se utiliza en la actualidad para evocar una idea más amplia, en la cual las personas aprenden y utilizan las competencias de lectura y escritura. Esto incluye lo que las personas escriben y lo que ellas leen; se refiere a quien produce, publica y distribuye textos y materiales, y a la forma y a las razones por las que ellas realizan dichas acciones; abarca las instituciones que promocionan la lectura y escritura, como también los propósitos, idiomas, textos escritos, modalidades y métodos de alfabetización. En otras palabras, el concepto es una manera de entender y describir qué es lo que significa ser una persona que sabe leer y escribir y cuáles son las conexiones más amplias que tiene la alfabetización” (UNESCO, 2008, p.11).

Por lo que si bien el objetivo primordial de la alfabetización es que las personas puedan leer y escribir, también se involucra al entorno para que las personas alfabetizadas puedan utilizar estas habilidades promoviendo con ello la cultura escrita y el compromiso con el aprendizaje permanente. En este aspecto, los Estados como agentes movilizadores de políticas públicas han diseñado diversas estrategias para lograr al alfabetización de sus ciudadanos, en la siguiente tabla se puede observar un resumen de las principales programas en América Latina que atienden el proceso de alfabetización:

Tabla 1. Principales programas que atienden el tema de la alfabetización en América Latina.

Estado

Programa

Foco central del programa

Argentina

ENCUENTRO

Lograr competencias de lectura y escritura para reducir el rezago social y económico desde un enfoque de Educación Popular.

Bolivia

Yo sí puedo seguir.

La alfabetización se vincula con áreas productivas para mejorar ingresos así como acceder a la identidad jurídica y salud.

Brasil

Brasil Alfabetizado

Promover la superación del analfabetismo como punto de partida para la escolarización a lo largo de toda la vida.

Chile

Contigo aprendo

Alfabetización para lograr competencias de lectura y escritura.

Colombia

RED UNIDOS

Reducir la tasa de analfabetismo para superar la pobreza extrema de la población desplazada por problemas sociales. Implementa modelos de alfabetización con el uso de las tecnologías.

Costa Rica

Plan Nacional de Alfabetización

La alfabetización como el aprendizaje de la lectura y escritura es la palanca para el desarrollo socioeconómico de las personas y el acceso a la ciudadanía plena.

Ecuador

Educación Básica para jóvenes y adultos

La alfabetización como acceso a la educación alternativa.

El Salvador

Vamos a la escuela

Proceso gradual de aprendizaje para posibilitar la comprensión dela lectura y el cálculo matemático básico para lograr el reconocimiento de los derechos y responsabilidades ciudadanas.

Guatemala

Estrategia Nacional de Alfabetización Integral

La alfabetización es un elemento importante para lograr un país con equidad y justicia social.

Honduras

Programa de Alfabetización y Educación Básica en Jóvenes y Adultos.

La alfabetización es un medio para reducir la pobreza y mejorar la capacitación laboral.

México

Programa de alfabetización y abatimiento del rezago educativo.

La alfabetización contribuye al desarrollo de competencias básicas para dar respuesta a situaciones de la vida cotidiana, se impulsan la Plazas Comunitarias mediante el uso de computadoras.

Nicaragua

Programa de Alfabetización y Educación Básica en Adultos.

La alfabetización es un derecho humano fundamental de la persona, de su libertad y su autoformación.

Panamá

Muévete Panamá

La alfabetización permite dominar la comunicación oral y escrita para mejorar la calidad de vida y equilibrar la vida emocional, moral y social.

Paraguay

Paraguay lee y escribe

La alfabetización desarrolla las capacidades de comunicación, acceso a información, el afianzamiento de la identidad cultural y el mejoramiento de la producción.

Perú

Programa Nacional de Movilización para la alfabetización

La alfabetización tiene como fin el autodesarrollo y despliegue de capacidades de lectoescritura y de cálculo matemático para fortalecer la identidad, autoestima y poder integrarse al mundo productivo en mejores condiciones.

Uruguay

Aprender siempre

La alfabetización es una práctica social que contribuye al propósito de la educación permanente para toda la vida.

Venezuela

Misión Robinson

La alfabetización es parte de la formación en la vida de las personas y permite incorporarse a la sociedad y a mejores oportunidades de trabajo. Se incluyen estrategias de alfabetización digital.

Fuente: Elaboración propia a partir de Infante y Letelier (2014).

Como se puede observar, la alfabetización es parte importante del diseño de Políticas Públicas en los Estados, predominado el enfoque de la alfabetización como el dominio de las competencias de lectura, escritura y cálculo matemático para proveer a las personas de identidad, pero sobre todo para poder mejorar las condiciones de vida, incluyendo aquellas relacionadas con el sector productivo adquiriendo la alfabetización un carácter funcional, es decir, la alfabetización tienen como finalidad mejorar las condiciones de vida.

Se debe resaltar, que si bien, la acción de alfabetizar reduce el analfabetismo desde los enfoques antes mencionados y por supuesto ayuda a que los Estados alcancen índices de alfabetización regulados por organismos internacionales, esta no siempre contribuye a una mejora de las condiciones de vida ya que se desconoce el dominio real de las habilidades de lectura, escritura no cálculo matemático básico, incluso tampoco sabemos si realmente poseer estas habilidades les sirven a las personas a mejorar su vida, sobre todo si tienen preocupaciones mayores como la alimentación, la seguridad y el acceso a servicios básicos de salud.

Ante esta situación deberíamos preguntarnos ¿el alfabetismo representa un acceso real para integrar las TIC en la educación y así poder tener mejores oportunidades de desarrollo? En principio se supondría que el alfabetismo es un factor clave para poder adherirse a un empleo, pero en un mundo globalizado y con economías cada vez más delimitadas por el uso de la tecnología, se rebasa la idea conceptual primigenia de que el saber leer y escribir es suficiente para considerarse alfabetizado, ya que cada vez es más frecuente que a pesar de que se han alcanzado niveles importantes de alfabetización, los certificados de educación primaria o secundaria generalmente excluyen a los sujetos de mejores opciones de empleo. Por lo que la integración de las TIC en la educación debe darse primero desde la alfabetización básica ya que la sociedad del conocimiento exige la adquisición de las habilidades necesarias para poder articular las TIC con los procesos y modelos educativos ya que:

“[…] al lado de la alfabetización relativa a la cultura letrada, empiezan a tomar cuerpo otros alfabetismos relacionados con la cultura tecnológica y demás elementos característicos de la sociedad de la información como los anteriormente mencionados. Son alfabetismos que, en la mayoría de los casos, están estrechamente relacionados con la cultura letrada, pero que acaban adquiriendo una identidad propia en el currículo escolar. Aparecen así, entre otros, el alfabetismo digital, tecnológico o electrónico –digital literacy, tecnological literacy o e-literacy–, el alfabetismo visual –visual literacy– o el alfabetismo informacional - information literacy–, por mencionar sólo algunos de los ejemplos más conocidos” (Coll, 2005, p.19).

La perspectiva y conceptualización de alfabetización debe ampliarse en la Sociedad de la Información y del Conocimiento, de tal manera que permita responder a las necesidades y demandas de los contextos en los que se desarrolla el ser humano, en donde están presentes textos escritos de forma convencional, y cada vez es más común encontrar información en diferentes formatos y modalidades en ambientes virtuales, sin dejar de lado que la cantidad de información a la cual tienen acceso los sujetos se incrementa considerablemente a cada instante, ahora la problemática no es encontrar información, sino identificar cuál de esta es pertinente, valiosa y viable para ser utilizada en distintos espacios.

La alfabetización digital como factor determinante para integrar las TIC en la educación.

Como ya se comentó, además de saber leer y escribir, el concepto actual de alfabetización incorpora mayores grados de especialización y diferenciación con respecto del concepto primigenio, es en este punto, cuando la alfabetización como factor determinante para lograr la alfabetización digital cobra importancia ya que la incorporación de las TIC en la educación asumen el planteamiento que la enseñanza y el aprendizaje con el uso de las tecnologías es parte de una alfabetización básica (OECD 2008) que no solamente atañe a los alumnos, sino en donde el docente es parte de esa alfabetización, ya que las TIC sitúan a la persona alfabetizada en contextos globales y diferenciadores tales como escenarios colaborativos, escenarios en donde es necesario interpretar la información y generar conocimiento, entre otros, con el objetivo conocer la importancia de la alfabetización digital se recuperan la siguiente interpretación:

[…] al lado de la alfabetización relativa a la cultura letrada, empiezan a tomar cuerpo otros alfabetismos relacionados con la cultura tecnológica y demás elementos característicos de la sociedad de la información como los antes mencionados. Son alfabetismos que, en la mayoría de los casos están estrechamente relacionados con la cultura letrada, pero que acaban adquiriendo una identidad propia en el currículo escolar. Aparecen así, entre otros, el alfabetismo digital, tecnológico o electrónico”  (Coll, 2005, p.8).

En este escenario, podemos asumir que las personas que no se encuentren capacitadas para incorporar las TIC en su mundo laboral, educativo, social e incluso personal, se van a ver notablemente marginados de la ciudadanía, y con menos posibilidades para desarrollarse y desenvolverse en todos los niveles sociales (Cabero, 2004).

Por lo tanto, en la incorporación de las TIC a la educación, el alejamiento o desconocimiento por parte del docente y los alumnos de la alfabetización digital supondría una desventaja para la práctica educativa, en cambio, el logro que representaría conocer y apropiarse del alfabetismo digital como elemento fundamental en la práctica educativa puede ser clave para el éxito y logro de los objetivos planteados en la educación moderna.

En 2006 se consideraba que “[…] nos encontramos ante uno de los mayores desafíos de la educación: la necesidad de emprender procesos de alfabetización encaminados a formar ciudadanos preparados para vivir y trabajar en la denominada Sociedad de la Información y del Conocimiento” (Barroso y Llorente, 2006, p.91), sin embargo, actualmente ya se tiene conocimiento sobre la importancia de las TIC en los diferentes ámbitos del ser humano, ahora el reto es emplearlas adecuadamente para obtener el mayor provecho de ellas, y generar procesos que hagan más eficientes las actividades cotidianas del ser humano.

En esta perspectiva, actualmente las personas no solamente requieren saber leer y escribir, sino también acceder a la cultura digital para hacerlo por otros medios como el internet, es decir, hacerlo a través de dispositivos digitales como las tablets, teléfonos o computadoras.  Considerando esta perspectiva, la UNESCO (2008) señala que:

“La alfabetización se refiere a algo más que a leer y escribir – se refiere a cómo nos comunicamos en la sociedad. Tiene que ver con las prácticas sociales y las relaciones, con el conocimiento, la lengua y la cultura. La alfabetización –el uso de la comunicación escrita– encuentra su lugar en nuestras vidas de forma paralela a otras formas de comunicarnos. Ciertamente, la alfabetización misma toma varias formas: en el papel, en la pantalla de la computadora, en la televisión, en los afiches y anuncios. Los que están alfabetizados lo dan por sentado –pero los que no, quedan excluidos de mucha de la comunicación del mundo de hoy” (p.3).

Perspectiva que comparte la OCDE (2008), y que va más allá del hecho de que la alfabetización digital debe considerarse como sinónimo de saber manejar un equipo de cómputo, es decir, requiere superar la perspectiva instrumental que se tiene de ella, en este sentido, define el concepto como:

“Un sofisticado repertorio de competencias que impregna el lugar de trabajo, la comunidad y la vida social, entre las que se incluyen las habilidades necesarias para manejar la información y la capacidad de evaluar la relevancia y la fiabilidad de lo que busca en Internet” (OCDE, 2008, p.34).

En donde la alfabetización digital se entiende como una construcción de la comprensión de la información a la que podemos acceder a través de los medios electrónicos y que nos hace parte de una sociedad globalizada. En la revisión de los programas de alfabetización que se realizó en el apartado anterior, en poco o nada se integra la inclusión de las tecnologías de la información y la comunicación como parte fundamental de la alfabetización en un mundo globalizado, por lo que en este punto vale la pena preguntarnos ¿Es suficiente para las personas poseer solo habilidades de lectoescritura en un mundo globalizado? 

La respuesta puede ser obvia, ya que aquellas personas que no puedan desenvolverse en un entorno rodeado por las tecnologías de la información y la comunicación difícilmente podrán acceder a una sociedad informatizada e hiperconectada lo cual podría descalificarlos para integrarse al mercado laboral, acceder a servicios públicos y ubicarlos en desventaja frente a la masificación de la información.

En un mundo globalizado, el concepto de alfabetización se transforma y el dominio de la lectoescritura es insuficiente ya que no permite a las personas acceder a una gran cumulo de información vinculada a nuestra sociedad, actual ya que “una persona analfabeta tecnológicamente queda al margen de la red comunicativa que ofertan las nuevas tecnologías” Area (2001, p.127), muestra de ello es que en 2011 el concepto de alfabetización digital o alfabetización con TIC se presenta de la siguiente manera:

“[…] se refiere a un conjunto de habilidades de los usuarios que habilita su participación activa en una sociedad donde los servicios y las ofertas culturales están soportados en computadoras y son distribuidos a través de Internet, lo cual implica una comprensión más profunda de la tecnología digital y comprende tanto a los usuarios como a las habilidades técnicas de computación” (Kárpati, 2011, p.2).

La lectura y la escritura en este siglo es multimodal, es decir, se expresa, se produce y se distribuye desde múltiples medios tales como las cuatro pantallas: televisión, computadores, tablets y smartphones y a través de distintas formas como textos escritos, gráficos, infografías, audios, videos, hipertextos o bien por la combinación de cualquiera de estos, por ello es necesario considerar que las personas requieren de algo más que la alfabetización tradicional para poder interactuar de forma eficiente en un mundo globalizado, por ello surgen diversos conceptos como alfabetización tecnológica, alfabetización mediática, alfabetización multimedia o alfabetización informacional para adjetivar los requerimientos de la ciudadanía en el siglo XXI (Gutiérrez, 2010).

Si bien, los conceptos pueden representar diferentes visiones de este tipo de alfabetización, la coincidencia entre ellos es que todas convergen en que la alfabetización digital tiene que ver más con la adquisición de habilidades, destrezas, actitudes e intereses en el uso de la información que el simple uso de dispositivos digitales de manera procedimental, supera la visión del saber hacer, por una perspectiva holística e integradora en donde se conjugan el saber conceptual, el saber procedimental y el saber actitudinal.

La aproximación al concepto de alfabetización digital no genera un acuerdo respecto a cómo acercar a los ciudadanos al proceso de integración de las TIC en los diferentes ámbitos de su vida cotidiana, en general, significa tomar el control de tu ordenador y no dejar que éste te controle a ti, en donde te conviertes en un usuario competente cuando las herramientas tecnológicas constituyen el medio y no el fin en si mismo, es decir, cuando se accede a la información, y el usuario a partir de ella puede generar conocimientos o tener los elementos para resolver las problemáticas que se le presenten con mayor eficacia y eficiencia.

En un sentido más amplio, Gross y Contreras (2006) señalan que la alfabetización digital debe considerar características como la capacidad de realizar juicios de valor de la información que se obtenga en línea, las destrezas de lectura y comprensión en un entorno de hipertexto, las destrezas de construcción del conocimiento en el contexto de internet, habilidades de búsqueda de información y la precaución al juzgar la validez y exhaustividad del material accesible en internet, Gutiérrez (2004) al respecto afirma que la alfabetización digital seria poseer la capacitación imprescindible  para sobrevivir en la sociedad de la información y poder actuar críticamente sobre ella, es decir, ser partícipes de la transformación social.

En el entorno mediático de la política educativa el campo de la alfabetización digital se encuentra en el manejo de equipos digitales y ciertos programas de oficina, o bien como la capacidad de navegar por internet para acceder a aplicaciones generalmente administrativas. La promesa es que poseer estas habilidades mínimas convertirá a las personas en agentes transformadores de la sociedad, por ello la política pública en materia de incorporación de tecnologías en la educación se sustenta en la compra de dispositivos digitales y no en el desarrollo de una verdadera alfabetización digital.

La postura no es que no existan dispositivos digitales al alcance de las personas, mucho menos que sea prescindible que estos se encuentre presentes en las escuelas, las postura es que la presencia de las tecnologías en las aulas sea planificada desde la integración curricular y apoyen los procesos de enseñanza y aprendizaje ya que “a pesar de lo importante que es la eficaz utilización de las tecnologías como recursos didácticos, no es suficiente para poder hablar de su integración en la acción educativa” (Gutiérrez, 2004, p. 12).

Las TIC no son la solución de los problemas educativos, sin embargo nos ofrecen una serie de posibilidades de colaboración, comunicación, flexibilidades educativa, administración de contenidos, etc., que no teníamos hace algunos años, lo que las vuelve útiles al ser incorporadas al entorno formativo, consecuencia de ello son el aumento en la oferta educativa forma a través de medios electrónicos, el uso de escenarios educativos mixtos (presenciales y virtuales), el uso de materiales interactivos y focalizados para determinados aprendizajes, el favorecimiento del aprendizaje colaborativo, el seguimiento de actividades de los alumnos, crear entornos diferenciados para cada alumnos, etc. Por la razón anterior, los Estados se han preocupado por movilizar sus políticas públicas en programas regionales para promover la alfabetización digital como puede observarse en la siguiente tabla:

Tabla 2. Iniciativas regionales de alfabetización digital en América Latina.

País

Nombre de la iniciativa (Plan o Programa Nacional)

Promotor

Objetivo general de la iniciativa

Argentina

Campaña Nacional de Alfabetización Digital

Ministerio de Educación de Ciencia y Tecnologia

Acercar las TIC a todos los actores de la comunidad educativa con la meta de utilizar las TIC como factor clave para la solución de problemas de la educación y la formación laboral.

Bolivia

Plan Nacional de Inclusión Digital

Ministerio de Educación de Bolivia.

Promover la incorporación de las TIC en las PYMES mediante la creación de programas específicos de alfabetización tecnológica y de promoción de las TIC en empresas.

Brasil

Computador para todos

Ministerio de las Telecomunicaciones

Promover el uso de internet y las TIC para articular las políticas de inclusión digitales federales, estatales y locales.

Chile

Programa Enlaces.

Ministerio de Educación.

Promover la educación digital entre los estudiantes, mejorar la capacitación digital de los profesores y los contenidos pedagógicos.

Colombia

Vive Digital

Ministerio de Ciencia y Tecnologia

Crear procesos de formación básica y específica y de asistencia a comunidades para el correcto uso de las TIC.

Costa Rica

Programa socioeducativo para el aprendizaje Edu-P@rtatil

Ministerio de Educación Pública.

Dotar a cada niño y niña en edad escolar de escuelas públicas y a cada maestro un ordenador portátil.

Cuba

Cuba Educa

Ministerio de Informática y Telecomunicaciones

Compartir contenidos educativos en la red, como son software educativos, y como centro de información sobre el uso de las nuevas tecnologías y seguridad informática.

Ecuador

Sistema Integral de Tecnologías para la Escuela y la Comunidad.

Ministerio de Educación.

Entregar material informático (computadoras, pizarras digitales y sistemas de audio) a los centros educativos de nivel básico y bachillerato.

El Salvador

Cerrando la brecha del conocimiento.

Ministerio de Educación

Buscar la integración pedagógica de las ciencias y las tecnologías de la información a través de su conexión escolar.

Guatemala

Escuelas Demostrativas del Futuro.

Ministerio de Educación.

Reducir la brecha digital y promover y fortalecer el uso de la tecnología en el aula.

Honduras

Ampliando Horizontes

Secretaria de Educación.

Proveer ordenadores, pizarras educativas y software educativo a las escuelas del país.

México

Habilidades digitales para todos.

Secretaria de Educación Pública.

Estrategia educativa integral para impulsar el desarrollo y utilización de las TIC en las escuelas de educación básica a través de un modelo pedagógico que contempla la formación docente, el equipamiento tecnológico y la conectividad.

Nicaragua

Maestro 2.0

Ministerio de Educación

Formar a los docentes en entornos virtuales de aprendizaje para cerar procesos de enseñanza innovadores en el marco de las TIC.

Panamá

Equidad digital

Secretaria Nacional de Ciencia, Tecnologia y Educación.

Fomentar el uso gratuito de computadoras e intenet y dotar de ordenadores a profesores y alumnos.

Paraguay

Una computadora por niño

Ministerio de Educación y Cultura.

Promocionar una cultura educativa empoderando a los alumnos en nuevas tecnologías y aumento de la responsabilidad y posibilidades existentes.

Uruguay

Plan Ceibal.

Ministerio de Educación y Cultura.

Promover la inclusión digital para disminuir la brecha digital entre los ciudadanos combinando las tecnologías en la escuela con un plan de educación que adopte las TIC en su uso diario.

Venezuela

Plan Nacional de Alfabetización y Formación Tecnológica

Ministerio de Ciencias y Tecnologia.

Facilitar la apropiación de las TIC y promover la adquisición de conocimientos básicos en ofimática

Fuente: Elaboración propia a partir de CET.LA (2014).

En la tabla que se presentó, se observan programas que en menor o mayor medida apuestan por el desarrollo de aprendizaje con las TIC dirigidos a sus ciudadanos con la clara intención de reducir la brecha digital a través de la integración de infraestructura con el fin de eliminar situaciones de desigualdad y de acentuar la inclusión de la sociedad por medio de las TIC, sin embargo no conocemos cual ha sido su impacto real, quizá sea momento de evaluar estos programas como siguiente factor para conocer de forma puntual cuáles serán las siguientes acciones para integrar las TIC en la educación.

Resultados

El análisis del discurso de la UNESCO manifiesta la necesidad de trabajar en la alfabetización y la alfabetización digital de las personas como paso importante en imprescindible para poder integrar las TIC en los sistemas educativos, cabe mencionar que la principal razón tienen que ver con la contribución de las personas en el desarrollo económico y para ello plantean la necesidad de que las Estados se sometan a sus orientaciones y diseñen políticas y programas que atiendan las problemáticas que desde la perspectiva de la UNESCO son importantes, en este sentido Fairclough (2004) comenta que las relaciones de poder son discursivas lo que sugiere que el poder de los organismos internacionales ha sido ejercido para satisfacer sus propias necesidades como grupo dominante y no de las necesidades propias del grupo dominado, es decir, las necesidades del Estado y sus habitantes.

Desde esta perspectiva pareciera que el grupo dominado asume una posición sumisa y acrítica en el campo de la alfabetización y la alfabetización digital, ejemplo de ello, es el discurso de la Agenda Digital Nacional en México que plantea “Lograr una economía  y sociedad más competitivas” (Presidencia de la república, 2013, p.15) a través de programas de alfabetización digital y dotación de dispositivos electrónicos sin  que para ello se realice un diagnóstico de las necesidades de aprendizaje de los actores del mismo, prueba de ello es que en el contexto de Educación Superior la oferta se ha extendido en la modalidad a distancia sin al parecer considerar que casi la mitad de los mexicanos no tiene acceso a internet (INEGI, 2015).

Otros países han diseñado políticas más integrales como Uruguay con el Plan CEIBAL (Fundación Ceibal, 2016) en donde se han desarrollado para la Educación Superior más de 500 objetos de aprendizaje privilegiando la producción de conocimiento a través de los materiales didácticos sobre la capacitación digital o la dotación de infraestructura. El análisis del discurso de la UNESCO y el modo en el que domina el diseño de políticas nacionales se aleja de que el tema no es alfabetizar por el alfabetizar sino alfabetizar como apoyo para el aprendizaje personal, profesional y académico de las personas, lo que en consecuencia podría significar el lograr un el uso didáctico o pedagógico de la tecnología.

Conclusiones

Una de las ideas que se desprende del discurso de la UNESCO respecto a la alfabetización es que cuando se integran las tecnologías a la educación, se puede generar una alfabetización digital por sí misma, sin considerar cuales son las condiciones de alfabetización básica de los docentes o alumnos respecto ni la relación que esa alfabetización tienen con el uso de las TIC, tampoco se dimensionan cuáles son las  oportunidades que brindan el contar con herramientas de información y comunicación en su práctica cotidiana, por lo que la alfabetización digital se queda en términos instrumentales como la incorporación de prácticas tecnológicas de facto en el currículum mediante la cohesión para usar un instrumento tecnológico predeterminados o bien el uso de una herramienta digital con la idea de que la práctica educativa cambiará por su simple adopción.

Es cierto que el uso de internet como tecnología ha impulsado la transformación en cuanto a las formas de acceder a la información y de alguna forma ha impulsado la acción de generar conocimientos, lo que potencialmente se convierte en una actividad alfabetizadora, sin embargo la idea de considerar por sí mismo al internet como un agente alfabetizador, es arriesgado porque los contenidos de internet desde los que se dan conocimientos son contenidos problemáticos (Burbules y Calister, 2001) ya que el origen de la información puede ser indirecta y se tiene el riesgo de que una fuente confiable pueda repetir una aseveración hecha por una fuente no confiable, o bien, puede darse el caso de que la información este mal organizada, interpretada presentada, lo que la convierte en información inútil.

Los problemas de las ideas respecto a que integración de las TIC es sinónimo de la presencia de más tecnologías, es que cuando la disponibilidad tecnológica no es recurrente o cesa, entonces también se detiene la integración. Por ello, es imprescindible que la integración parta de un análisis respecto a las condiciones de alfabetización y la alfabetización digital  ya que estos dos factores van a permitir o limitar que se realice la anhelada integración de las tecnologías en la educación.

A manera de reflexión, se presentan las siguientes preguntas, que dan pauta para seguir profundizando sobre el análisis de esta temática, así como las implicaciones que se generan en su contexto:

¿Cuáles son las condiciones de alfabetización y alfabetización digital en las que los alumnos y docentes incorporan las TIC en la educación?, ¿Cómo ubican conceptualmente la alfabetización digital los docentes y alumnos?, ¿La institución educativa está en condiciones de integrar las TIC a su proceso educativo?

 

Referencias bibliográficas

Area, M. (2001). La Igualdad de oportunidades educativas en el acceso a las nuevas tecnologías. Políticas para la alfabetización tecnológica. En Blázquez Entonado, F. (Coord.) Sociedad de la Información y Educación. (124-139). Junta de Extremadura. Mérida: Consejería de Educación, Ciencia y Tecnología.

Barroso, J., y Llorente, M. C. (2006). La utilización de las herramientas sincrónicas y asincrónicas para la teleformación. In J. Cabero, & P. Román (coords), E-actividades. Un referente básico para la formación en Internet (pp. 215-231). Sevilla: Eduforma/MAD.

Burbules, N. & Callister, T. (2001). Educación: Riesgos y promesas de las Nuevas Tecnologías de la Información. España: Granica Editorial.

Burnet, M. (1965). La batalla de la alfabetización. Paris: UNESCO. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0013/001326/132674so.pdf

Cabero, J. (2004). Las TIC como elementos para la flexibilización de los espacios educativos: retos y preocupaciones. Comunicación y pedagogía. No. 194, pp. 13-19. Recuperado de: http://tecnologiaedu.us.es/cuestionario/bibliovir/agosto05.pdf

Cabrol, M., y Severín, E. (2010). TICs en educación: Una innovación disruptiva Desarrollo. Aportes, No 2.  Recuperado de http://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/3123/TICS%20en%20Educación%3a%20Una%20Innovación%20Disruptiva.pdf?sequence=1

CET.LA (2014). Centro de Estudios de Telecomunicaciones de América Latina. Programas de Alfabetización digital en América Latina. Recuperado de: http://cet.la/download/4/

Coll, C. (2005). La lectura y el alfabetismo en la sociedad de la información. Revista sobre la sociedad del conocimiento UOC Papers, No.1, pp 4-10. Recuperado de: http://www.uoc.edu/uocpapers/1/dt/esp/coll.pdf

Fairclough, N. (2004). Textual analysis for social research Norman Fairclough. USA: MPG Books. Recuperado de: http://ebook.unived.ac.id/Fakultas%20Ilmu%20Sosial/Administrasi%20Publik/E-Book/Analysing_Discourse__Textual_Analysis_for_Social_Research.pdf

Fundación Ceibal (2016). ¿Qué es el Plan Ceibal? Recuperado de: http://www.ceibal.edu.uy/es/institucional

Gros, B. y Contreras, D. (2006). La alfabetización digital y el desarrollo de competencias ciudadanas. Revista Iberoamericana de Educación. No. 42, pp. 103-125. Recuperado de: http://rieoei.org/historico/documentos/rie42a06.htm

Gutiérrez, M. (2004). Alfabetización Digital: Algo más que ratones y teclas. Gedisa.

Gutiérrez, M. (2010). Creación multimedia y alfabetización en la era digital, en Aparici, R. (Coord.). Educomunicación: más allá del 2.0. Barcelona: Gedisa.

INEGI (2015). Encuesta Intercensal 2015. Recuperado de: http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/Proyectos/encuestas/hogares/especiales/ei2015/

Infante, M y Letelier, M. (2013). Alfabetización y educación. Lecciones desde la práctica innovadora en América Latina y el Caribe. Santiago: Acción Digital, recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0021/002191/219157s.pdf

Kárpati, A. (2011). Digital Literacy in Education.Rusia: UNESCO Institute for Information Technologies in Education.  Recuperado de http://iite.unesco.org/files/policy_briefs/pdf/en/digital_literacy.pdf

Londoño, L. (1990). El analfabetismo funcional: un nuevo punto de partida. Madrid: Ed. Popular.

OCDE (2008). Education at Glance 2008: OECD Indicators. New York: OCDE. Recuperado de: https://www.oecd.org/education/skills-beyond-school/41284038.pdf

ONU (1948). Declaración Universal de los Derechos Humanos. Paris. Recuperado de: http://www.un.org/es/documents/udhr/

Presidencia de la República (2013). Estrategia Digital Nacional. México: Autor. Recuperado de http://cdn.mexicodigital.gob.mx/EstrategiaDigital.pdf

UNESCO (1959). Resoluciones de la Conferencia General, Decima Reunión de Paris, 1958. Paris: Firmin-Didot. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001145/114584s.pdf

UNESCO (1964). Actas de la Conferencia General, 13ª  Reunión de Paris, 1964. Paris: Joseph Floch Mayenne. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001145/114581s.pdf

UNESCO (1972). Tercera Conferencia Internacional sobre la educación de adultos. Tokio: UNESCO. Recuperada de: http://unesdoc.unesco.org/images/0000/000017/001761sb.pdf

UNESCO (1975). Simposio internacional de alfabetización. Declaración de Persepolis. Persepolis: UNESCO. Recuperado de: http://www.unesco.org/education/nfsunesco/pdf/PERSEP_S.PDF

UNESCO (1978). Actas de la Conferencia General, 20ª  Reunión de Paris, 1978. Paris: Imprimerie des Presses Universitaire.

UNESCO (1990). Declaración Mundial sobre Educación para Todos y Marco de Acción para Satisfacer las Necesidades Básicas de Aprendizaje. New York: UNESCO. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0012/001275/127583s.pdf

UNESCO (1996). La Educación encierra un Tesoro. Paris: Santillana, Ediciones UNESCO. Recuperado de: http://www.unesco.org/education/pdf/DELORS_S.PDF

UNESCO (2008). El Desafío mundial de la alfabetización. Perfil de la alfabetización de jóvenes y adultos a mediados del Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización 2003-2012. Paris: UNESCO. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0016/001631/163170s.pdf

Van Dijk, A. (2009). Análisis del discurso. Discurso y poder. Barcelona: Gedisa.

Wagner, D. (1998). Alfabetización: Construir el futuro. Paris: UNESCO. Recuperado de: http://unesdoc.unesco.org/images/0011/001122/112284so.pdf

 






 

Programas requeridos

 

free counters
  Revista Internacional PEI: Todos los Derechos Reservados 2010