Psicología y Educación Integral A.C. 
Revista Internacional PEI: Por la Psicología y Educación Integral
IBSN: 2010-07-01-00                                                     MCN :: W2BFP-QW4FS-MQQ38
Licencia Creative Commons
MyFreeCopyright.com Registered & Protected
INICIO REVISTA ESTADO DE ARTÍCULOS NÚMEROS AUTORES COMITÉS LINKS CONTACTO

 
Volumen V. Número 11. Julio-Agosto 2016
 
DESCARGA EL MANUAL DE AUTORES
CONVOCATORIAS
 
INDEXACIONES
ebesco
 

Licencia Creative Commons
MyFreeCopyright.com Registered & Protected
IBSN: Internet Blog Serial Number 2010-07-01-00

AUTOCUIDADO EN AMAS DE CASA QUE ASISTEN A CLASS PILLCOMARCA, HUÁNUCO – PERÚ 2014

SELF HOUSEWIVES ATTENDING CLASS PILLCOMARCA, HUÁNUCO - PERÚ 2014

 

 

Nancy Guillermina Veramendi Villavicencios[1];

Ewer Portocarrero Merino[2];

Enit Ida Villar Carbajal[3];

Juvita Dina Soto Hilario[4].

 

Resumen

El objetivo fue determinar la caracterización del autocuidado en amas de casa mayores de 40 años. Para ello, se llevó a cabo un estudio descriptivo simple con 120 amas de casa, procedentes del CLASS Pillcomarca, departamento de Huánuco, durante el 2014. En la recolección de datos se utilizó un cuestionario de acciones de autocuidado en amas de casa. Para el análisis inferencial se utilizó la Prueba Chi cuadrada para una muestra. Como resultados, 60,0% (72) amas de casa presentaron autocuidado y según dimensiones, 76,7% (92) tuvieron autocuidado en la alimentación, 31,7% (38) practicaban autocuidado en la actividad física y 43,3% (52) indicaron autocuidado en el control médico periódico. Se encontró predominio en mayor proporción de amas de casa con autocuidado general (P≤0,028), también predominaron aquellas amas de casa con autocuidado en la alimentación (P≤0,000) y falta de autocuidado en la actividad física (P≤0,000). Concluimos que existe predominio de amas de casa que asisten al CLASS Pillcomarca con autocuidado de la salud, sobre todo en la alimentación.

Palabras claves: autocuidado, alimentación, actividad física, amas de casa.

 

Abstract

The objective was to determine the characterization of self housewives over 40 years. For this purpose, it carried out a simple descriptive study of 120 housewives from the Pillcomarca CLASS department of Huanuco, during 2014. A questionnaire of self-care actions housewives used in data collection. For the inferential analysis the Chi-square test was used for a sample. As a result, 60.0% (72) housewives and self presented according to dimensions, 76.7% (92) had self-care on food, 31.7% (38) were practicing self-care physical activity and 43.3% (52) reported self-care in the medical control. Predominantly greater proportion of housewives generally self (P≤0,028) was found, also they prevailed those with self housewives in food (P≤0,000) and lack of self-care physical activity (P≤0,000). We conclude that there is a predominance of housewives attending the CLASS Pillcomarca with self-care, especially food.  

Keywords: self-care, nutrition, physical activity, housewives.

 

Resumo

O objetivo foi determinar a caracterização de auto donas de casa mais de 40 anos. Para o efeito, realizou um estudo descritivo simples de 120 donas de casa a partir do departamento de CLASSE Pillcomarca de Huanuco, durante 2014. Um questionário de ações de autocuidado donas de casa usados na coleta de dados. Para a análise inferencial foi utilizado o teste do qui-quadrado para uma amostra. Como resultado, 60,0% (72) donas de casa e auto apresentadas de acordo com as dimensões, 76,7% (92) tiveram o auto-cuidado em alimentos, 31,7% (38) estavam praticando atividade física auto-cuidado e 43,3% (52) relataram auto-cuidado no controle médico. Predominantemente maior proporção de donas de casa geralmente auto (P≤0,028) foi encontrado, também dominaram essas donas de casa em auto alimentos (P≤0,000) e falta de atividade física auto-cuidado (P≤0,000). Conclui-se que há uma predominância de donas de casa que frequentam o Pillcomarca classe com o auto-cuidado, especialmente alimentos.

Palavras chaves: auto-cuidado, nutrição, atividade física, donas de casa.

 

Introducción

La industrialización y el desarrollo económico ha traído consigo una serie de cambios profundos en los hábitos y estilos de vida, a consecuencia de ello en América Latina se vive una transición epidemiológica donde coexisten las enfermedades infectocontagiosas y las enfermedades crónicas no transmisibles. Se sabe que la prevalencia de estas enfermedades está en aumento y que constituyen la primera causa de morbilidad y mortalidad en el mundo, asimismo son responsables de pérdidas económicas excesivas, ya que los gastos en la prevención secundaria y terciaria de dichas enfermedades son exorbitantes (Abengunde, Stanciole, 2006).

En cuanto a las enfermedades consideradas como problemas de salud pública mundial, el cáncer de cuello uterino ocupa el segundo lugar después del cáncer de mama. En el mundo 530,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino (CaCu), de éstas 275,000 mueren y 85,0% de estas muertes se presentan en países en vía de desarrollo (Ferlay, Shin, Bray, Forman, Mathers, Parkin, 2010). Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el 75% de las muertes por CaCu en nuestra región, ocurren en mujeres menores de 55 años; hecho que se traduce en la pérdida de 1,56 millones de vidas potencialmente útiles cada quinquenio (Alcaldía de Medellín, 2009).

En una investigación realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) (Riesgos para la Salud Global, 2009) señalan que la inactividad física es la causa del 21-25% de los cánceres de mama y colon, 27% de la diabetes y un 30% de las cardiopatías isquémicas. En adición, el sedentarismo se asocia a la presencia de depresión en personas mayores de 60 años (Wilson, Sánchez-Rodriguez, Mendoza-Núñez, 2009).

Nuestro país no es ajeno a esta situación sobre todo en la población femenina. Por otro lado, según Encuesta Demográfica y de Salud Familiar - ENDES 2011 (INEI, 2011) el porcentaje de hogares con jefatura femenina (26,0 por ciento) muestra un incremento de 6,5 puntos porcentuales respecto a lo observado en la ENDES 2000 (19,5 por ciento). Por área de residencia, esta proporción fue mayor en el área urbana (28,2 por ciento) que en la rural (21,1 por ciento). Es importante señalar que en el área urbana la proporción de mujeres a cargo de su hogar se incrementó en 6,9 puntos porcentuales con relación a la ENDES 2000 (21,3 por ciento).

La fundamentación teórica de la investigación está centrada en la teoría del autocuidado, que abarca las necesidades de autocuidado universales de todos los individuos, así como también las necesidades específicas del desarrollo físico, social y psicológico. También incluye la situación de enfermedad o lesión, y cómo ésta se relaciona con los profesionales del cuidado de la salud, aspecto relevante si consideramos que las mujeres, como cualquier individuo, no se encuentran aisladas en su entorno. Orem (1993) enfatiza que la realización del autocuidado requiere la acción intencionada y calculada, que está condicionada por el conocimiento y repertorio de habilidades de un individuo, y se basa en la premisa que los individuos saben cuando necesitan ayuda y, por lo tanto, son conscientes de las acciones específicas que necesitan realizar. Sin embargo, pueden escoger entre distintas opciones en sus conductas de autocuidado. En algunas circunstancias, un individuo puede decidir, por cualquier razón, no iniciar la conducta de autocuidado cuando es necesaria.

En una investigación realizada en población de mujeres españolas, Úbeda, Basagoiti, Alonso-Aperte y Varela-Moreiras (2007) concluyeron  que la dieta de la población de estudio se adecúa a los patrones de dieta saludable y actividad física, reflejo de la preocupación por la salud de la mujer en la etapa de la menopausia.

En cambio, según el estudio realizado sobre la población cubana (Ruiz, García, Pérez, 2005), son las mujeres más propensas que los hombres a sentir faltas de energía o destreza, coincidiendo con los resultados del estudio a nivel andaluz de Otero (2004), donde el tanto por ciento de mujeres que no practican actividad físico-deportiva por falta de tiempo es mayor frente a los hombres.

En Perú, departamento de Huánuco, provincia de Huánuco, distrito de Pillcomarca se identifica problemas de salud relacionado a la cultura alimentaria y actividad física de la población. La investigación alcanzó caracterizar el autocuidado en las dimensiones de alimentación, actividad física y control médico periódico las que repercuten directamente en el peso y en la presencia de enfermedades crónicas, así como en la morbilidad y mortalidad por diversas enfermedades que podrían ser controlados si son detectados a tiempo mediante un control médico periódico.

En ese sentido el presente estudio busca determinar la caracterización del autocuidado de las amas de casa mayores de 40 años que asisten al Comité Local de Administración en Salud (CLASS) Pillcomarca-Huánuco. Entendiendo que el autocuidado constituye la ejecución de actividades de manera voluntaria orientado a la búsqueda de bienestar.

 

Método

Tipo de estudio y diseño

Según el análisis y alcance de los resultados el estudio fue descriptivo; según el tiempo de ocurrencia de los hechos y registros de la información fue de tipo prospectivo y según el periodo y secuencia del estudio fue transversal.

El diseño de investigación empleado fue el descriptivo simple, como se muestra a continuación:

 

M ------------------------------ O

Dónde:

M = Muestra

O = Observación de las variables

 

 

 

Población muestral

Estuvo constituido por la totalidad de amas de casa que asistieron al CLASS Pillcomarca en los tres últimos meses del año 2014, siendo un total de 120 amas de casa.

Procedimiento

Se empleó un cuestionario de acciones de autocuidado en amas de casa, donde se consignaron datos sobre el autocuidado en alimentación, actividad física y control médico y se asignaron calificaciones de 0, 2 y 4 a las tres opciones de respuesta, y correspondieron al valor más alto para la conducta deseable.

Análisis de datos

En el análisis descriptivo de los datos se utilizó las medidas de tendencia central y de dispersión y en el análisis inferencial se utilizó la Prueba de Chi cuadrada para la comparación de proporciones de una sola muestra. Se tuvo en cuenta una significación de 0,05. En el procesamiento de los datos se utilizó el paquete estadístico IBM SPSS versión 20,0.

 

Resultados y análisis

Dentro de las características generales encontramos que 61,7% de amas de casa tuvieron edades entre 41 a 52 años, asimismo el 23,3% alcanzaron la secundaria incompleta, el 45,0% tuvieron estado civil de conviviente y la mayoría del 60,8% vivía en una zona urbana  (Tabla 1).

 

 

 tabla 1

 

 

 

 

 

Tabla 1. Características generales de amas de casa en estudio que asisten a CLASS Pillcomarca – Huánuco 2014.

 

 

En general, concerniente al autocuidado en amas de casa, se encontró que el 60,0% (72 amas de casa) realizaron actividades de autocuidado y el 40,0% (48 amas de casa) actividades de autocuidado según las dimensiones estudiadas (Figura 1).

 

figura 1

Figura 1. Autocuidado de amas de casa en estudio que asisten a CLASS Pillcomarca – Huánuco 2014.

 

Respecto a las dimensiones del autocuidado en amas de casa, encontramos que la mayoría equivalente al 76,7% (92 amas de casa) realizaron actividades de autocuidado en la alimentación y el 23,3% (28 amas de casa) no realizaron estas actividades de autocuidado en la alimentación. Respecto a la dimensión actividad física en amas de casa se encontró que el 68,3% (82 amas de casa) no realizaron actividad física como parte de su autocuidado y el 31,7% (38 amas de casa) realizaron su autocuidado en actividad física. Referente al control médico periódico, se encontró que el 56,7% (68 amas de casa) no realizaron actividades de autocuidado y 43,3% (52 amas de casa) si realizaron estas actividades (Figura 2).

 

figura 2

Figura 2. Autocuidado en la alimentación, actividad física y control médico periódico de amas de casa en estudio que asisten a CLASS Pillcomarca – Huánuco 2014.

 

 

En cuanto al análisis inferencial de los resultados, sobre el autocuidado en la alimentación, se demostró diferencias significativas estadísticamente con predominio en el autocuidado (P≤0,000); también hubo diferencias significativas estadísticamente con predominio en el no autocuidado referente a la actividad física (P≤0,000); respecto al autocuidado en el control médico periódico no se encontró diferencias significativas estadísticamente (P≤0,144). Por otro lado, en general, se demostró  diferencias significativas estadísticamente con predominio en el autocuidado en amas de casa (P≤0,028) (Tabla 2).

 

 

 

 tabla 2

 

 

 

Tabla 2. Prueba Chi cuadrado para una sola muestra en las dimensiones del autocuidado en amas de casa en estudio que asisten a CLASS Pillcomarca – Huánuco 2014.

 

 

Por tanto, en nuestro estudio se demostró la hipótesis de que predominan actividades de autocuidado en un 60,0%, siendo significativo estadísticamente (P≤0,028). Asimismo, predominan las actividades de autocuidado de las amas de casa en alimentación (P≤0,000) y sin actividades de autocuidado en actividad física (P≤0,000).

Al respecto, Bastías y Sanhueza (2004) realizó un estudio de valoración de las conductas de autocuidado y manifestaciones características de la mujer del período perimenopáusico, y su relación con el perfil bio demográfico y social, encontraron que las actividades de autocuidado que más se destacan, fueron las de promoción de bienestar, percibiéndose la necesidad de recibir mayor información respecto a este período de sus vidas, el cual es necesario enfrentarlo, desde un punto de vista sanitario y social con una programación acorde y la misma naturalidad con que se enfrentan otras etapas de la mujer, como la reproductiva, pero contando con el apoyo adecuado y necesario para su bienestar.

Berenzon-Gorn, Saavedra-Solano y Alanís-Navarro (2009) encontraron que las prácticas de autocuidado/auto atención utilizadas por un grupo de mujeres para aliviar malestares emocionales reúnen: conductas de autocontrol, remedios caseros, automedicación y actividades de relajación. El apoyo social proviene principalmente de otras mujeres; la pareja no se considera un apoyo significativo.

Ferrer, Bosch y Gili (1998) analizaron los hábitos de salud y la salud percibida en una muestra de 540 mujeres casadas y/o que viven en pareja, donde presentaron resultados que muestran que, a pesar de tener unos hábitos más saludables (en lo relativo a fumar e ingerir alcohol), las amas de casa presentan unos niveles de salud inferiores, tanto en lo que se refiere a sintomatología aguda, como a enfermedades crónicas y a valoración del nivel de salud.

Veramendi (2013) en su estudio encontró que antes de aplicar la intervención en el grupo experimental, la mayoría de las amas de casa ostentaban hábitos alimenticios (73,3%), ejercicios (86,7%), descanso y sueño (66,7%), evitación de hábitos nocivos (76,7%), manejo de estrés (80,0%) y control médico previo (83,3%) inadecuados. Resultados similares presentaron los del grupo control, antes de la intervención.

Úbeda, Basagoiti, Alonso-Aperte y Varela-Moreiras (2007) realizaron un estudio para conocer la dieta y los hábitos alimentarios, a partir de un cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos, de una muestra de 1.218 mujeres españolas en estado de menopausia-perimenopausia y edades comprendidas entre 40 y 77 años. Hallaron que la dieta de la muestra de estudio es equivalente a la dieta media de la población española, destacando los productos lácteos, que son consumidos en mayor cantidad por las mujeres participantes (aproximadamente 4 raciones/día). La ingesta energética, de proteínas y de colesterol es elevada, así como de la mayoría de vitaminas y minerales. Únicamente se han encontrado ingestas deficitarias moderadas para el ácido fólico y la vitamina D.

Ortiz-Rodríguez, Torres-Mejía, Mainero-Ratchelous, Ángeles-Llerenas, López-Caudana, Lazcano-Ponce y Romieu (2008) hallaron que en mujeres posmenopáusicas se observó una reducción del riesgo de cáncer de mama por cada hora semanal adicional de actividad física moderada (RM= 0.91; IC95% 0.85-0.97); en mujeres premenopáusicas, la disminución del riesgo no tuvo significancia estadística (RM= 0.99; IC95% 0.94-1.05) (p= 0.048, modificación de efecto).

Finalmente, en argumentos de Izquierdo y Martí (1992), dadas las condiciones en las que se realiza, el trabajo doméstico incide tanto positiva como negativamente sobre la salud. En cuanto a sus aspectos positivos, al no estar sometido a la división del trabajo, puede ser organizado y realizado de acuerdo con los criterios de la persona que lo realiza, quien, además, está en contacto con las personas que se benefician de su esfuerzo, razón por la cual está dotado de sentido.

 

Conclusiones

La mayoría de amas de casa (92) que hacen el 76,7% tuvieron actividades de autocuidado en la alimentación; sin embargo, el 23,3% (28 amas de casa) no tuvieron actividades de autocuidado en esta dimensión. Respecto a la actividad física, el 68,3% de amas de casa (82) no presentaron actividades de autocuidado; sin embargo, el 31,7% (38 amas de casa) presentaron actividades de autocuidado en actividad física. Con relación al control médico periódico, el 56,7% de amas de casa (68) no presentaron actividades de autocuidado y 43,3% (52 amas de casa) sí tuvieron autocuidado al respecto.

 

Bibliografía

1.     Abengunde D, Stanciole A. (2006). Una estimación del impacto económico de enfermedades crónicas no transmisibles en los países seleccionados. OMS, departament of chronic diseases and health promotion. Working paper.

2.     Bastías EM, Sanhueza O. (2004). Conductas de autocuidado y manifestaciones perimenopáusicas en mujeres de la comuna de concepción, Chile. Ciencia y Enfermería;10(1):41-56.

3.     Berenzon-Gorn SH, Saavedra-Solano N, Alanís-Navarro S. (2009). Estrategias utilizadas por un grupo de mujeres mexicanas para cuidar su salud emocional: autoatención y apoyo social. Salud Publica Mex;51:474-481.

4.     Dirección Técnica de Demografía e Indicadores Sociales del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). (2011). Encuesta Demográfica y de Salud Familiar.

5.     Dirección Técnica de Demografía e Indicadores Sociales del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). (2000). Encuesta Demográfica y de Salud Familiar.

6.     Ferlay J, Shin JR, Bray F, Forman D, Mathers C, Parkin DM. (2010). Estimaciones y carga mundial de cáncer en 2008: globocan 2008. Int J Cancer; 127 (12): 2893-2917.

7.     Ferrer V, Bosch E, Gili M. (1998). Aspectos diferenciales en salud entre las mujeres que trabajan fuera del hogar y las amas de casa. Psicothema, España, 1998;10(1):53-63.

8.     Izquierdo MJ, Martí O. (1992). Factores socioculturales condicionantes de la salud. La Mujer y la salud en España. Informe básico. Madrid: Instituto de la Mujer.

9.     Alcaldía de Medellín. (2009). Vigilancia epidemiológica para la salud, prevención de la enfermedad y asistencia social en salud, informe final consolidado año 2009.

10.  Orem D. (1993). Consideraciones sobre la salud, los cuidados de la salud y la Enfermería. In: Modelo de Orem: conceptos de enfermería en la práctica. Pennsylvania, Masson y Salvat;421 pp.

11.  Ortiz-Rodríguez SP, Torres-Mejía G, Mainero-Ratchelous F, Ángeles-Llerenas A, López-Caudana AE, Lazcano-Ponce E, Romieu I. (2008). Actividad física y riesgo de cáncer de mama en mujeres mexicanas. Salud Publica Mex;50:126-135.

12.  Otero JM. (2004) Hábitos y actitudes de los andaluces ante el deporte (2002). Cádiz: Consejería de Turismo y Deporte. Observatorio del Deporte Andaluz.

13.  Riesgos para la Salud Global. (2009). Mortalidad y carga de morbilidad atribuible a los riesgos principales seleccionados. World health organization. report.

14.  Ruiz JF, García ME, Pérez A. (2005). Estilos de vida en ciudad de la Habana-Cuba. Hábitos físicodeportivos y de salud. Madrid: Gymnos.

15.  Úbeda N, Basagoiti M, Alonso-Aperte E, Varela-Moreiras G. (2007). Hábitos alimentarios, estado nutricional y estilos de vida en una población de mujeres menopáusicas españolas. Nutr Hosp;22(3):313-21.

16.  Úbeda N, Basagoiti M, Alonso-Aperte E, Varela-Moreiras G. Op. cit. p.313-16.

17.  Veramendi N. (2013). Intervención de estrategias de enseñanza en estilos de vida saludables de las amas de casa, localidad de Pillcomarca-Huánuco 2012. Revista Educación y Desarrollo Social, Bogotá;7(1):63-70.

18.  Wilson LLK, Sánchez-Rodriguez MA, Mendoza-Núñez VM. (2009). Sedentarismo como factor de riesgo de trastornos depresivos en adultos mayores. Un estudio exploratorio. Rev Fac Med UNAM;52(6).

 



[1] DOCTOR EN CIENCIAS DE LA SALUD;UNHEVAL HUANUCO; DIRECTOR UNIVERSITARIO DE INVESTIGACION (gestiona la investigación en la UNHEVAL); PERU; correo: guillermina137@hotmail.com

[2] DOCTOR EN EDUCACION; UNHEVAL HUANUCO; DECANO DE LA FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACION (GESTIONA LA FACULTAD); PERU; correo: eportocarrero85@hotmail.com

[3] DOCTOR EN CIENCIAS DE LA SALUD; DIRECTORA DE LA ESCUELA ACADEMICA PROFESIONAL DE ENFERMERIA (gestiona la carrera profesional de enfermería); PERU; correo: enit_villar@hotmail.com

[4] DOCTOR EN CIANCIAS DE LA SALUD; COLEGIO DE ENFERMEROS DL PERU; Miembro encargado de la gestión económica del colegio de Enfermeros del Perú; correo: jd_soto@hotmail.com

 

 






 

Programas requeridos

 

free counters
  Revista Internacional PEI: Todos los Derechos Reservados 2010